Cerrar

Cómo evitar estafas al solicitar un crédito online

¿Qué debemos comprobar para saber si el prestamista es fiable?

MILCREDITOSRAPIDOS

MILCREDITOSRAPIDOS

Publicado el miércoles, 16 de octubre de 2019 a las 07:54

Mostrar ampliado

como-evitar-estafas-creditos.png

Como evitar estafas al solicitar un crédito online

Solicitar un crédito a través de internet, es una solución cada vez más frecuente por una mayor cantidad de usuarios. Las razones son bastante simples y es que, se trata de una forma de conseguir dinero rápido, sin tener que llevar a cabo muchos trámites y, además, en una gran cantidad de casos los créditos se conceden sin tener en cuenta alguna situación como la de pertenecer a una lista de morosos. Al aumentar la demanda, en cuanto al número de personas que solicitan estos préstamos, cada vez es más frecuente, ver la aparición de nuevas compañías crediticias con mejores ofertas y más servicios.

 Esto es un proceso habitual del mercado. Como cada vez hay más personas que necesitan créditos, son más las compañías que encuentran su cuota de mercado en este aspecto. Sin embargo, también nos encontramos con uno de los principales problemas que aparecen cada vez que se masifica algo, los engaños.

 Una de las principales características que tienen estos préstamos rápidos, es precisamente como su propio nombre indica, la posibilidad de poder disponer de dinero de forma rápida. De esta forma, la mayor cantidad de usuarios que solicitan estos servicios, están motivados por una sensación de urgencia que prácticamente les obliga a disponer de un dinero de inmediato. Movidos por esta sensación de urgencia, en algunos casos, se saltan los controles habituales para comprobar la fiabilidad del prestamista, por lo que el engaño, desgraciadamente, se encuentra a la orden del día.

En este artículo, vamos a tratar como podemos pedir un préstamo de forma segura, sin que caigamos presa de un engaño y, además, que es lo que podemos hacer en el caso de haber sido engañados.

¿Qué debemos comprobar para saber si el prestamista es fiable?

Existen varias formas de comprobar que no nos encontramos ante un engaño. Como ante cualquier tipo de estafa que se precie, existen varias formas a la hora de perpetrarla, por lo que el modus operandi puede variar significativamente de un caso a otro, vamos a describir algunos ejemplos y métodos de comprobación más frecuentes, para poder mantenerte seguro ante cualquiera de ellos.

Como evitar un phishing

Para evitar esta técnica, en primer lugar, hay que desconfiar de todos aquellos correos electrónicos que nos lleguen de una dudosa procedencia. Si nos llega un correo electrónico en donde nos ofrecen una buena cantidad de dinero por internet, desconfía, nadie regala nada. Otro consejo bastante útil que se puede llevar a cabo para evitar estos phishing, es no entrar jamás a través de un enlace que nos hayan facilitado. Si queremos solicitar un crédito, lo mejor es entrar a la propia entidad escribiendo nosotros la dirección en el navegador, así nos evitaremos ser redirigidos a páginas que poco o nada tienen que ver.

Por último, comprueba que la página es segura en tu navegador, para ello, deberá de aparecer un pequeño candado justo antes de la propia dirección de la página.

Comprueba si cuenta con el sello Aemip

 Otro método para comprobar que estamos ante una página completamente segura, es asegurarse de que esta página cuenta con el sello Aemip. Si te encuentras con una página de créditos que dispone del sello de Aemip, significa que esa empresa se encuentra adherida al código de buenas prácticas, por lo que sabemos de antemano que no vamos a tener ningún tipo de problema con ella y que podemos establecer una relación de confianza.

 Así mismo, podemos tener en consideración otros aspectos, como por ejemplo evitar que nos pidan dinero por adelantado. Algunas páginas podrán mostrar la escusa de que, para agilizar la operación, necesitan recibir una pequeña cantidad de dinero con la que agilizar los trámites y así el dinero pueda llegar más rápido. Estas propuestas, habitualmente suelen ir acompañadas de unas mejores condiciones para resultar más atractivas o incluso de algún temporizador, tratando de crear una falsa sensación de angustia al tratar de aprovechar la oferta antes de que se acabe. Todo esto es mentira, ninguna página de créditos te va a pedir dinero por adelantado, por lo que no te creas nada de todo esto.

Por último, otro de los aspectos que podemos vigilar, es echar un vistazo a las opiniones del resto de usuarios. Hoy en día con internet, prácticamente la totalidad de empresas que operan a través de la red cuentan con algún perfil empresarial en Google. Estos perfiles habitualmente cuentan con las opiniones de los trabajadores. Un aspecto bastante importante, es ser prudente a la hora de valorar las impresiones positivas, puesto que muchas de estas pueden ser compradas o han sido valoradas por trabajadores de la misma empresa. Sin embargo, un aspecto que no se puede comprar y que, desde luego, es el que más tendríamos que tener en cuenta, es el de las experiencias negativas que podamos encontrar.

Teniendo en cuenta las opiniones de estos usuarios y tras verificar que sus perfiles son verídicos (podemos comprobar el número de opiniones que tienen en otros servicios y demás) podemos llegarnos a imaginar cómo nos va a ir a nosotros con la empresa. En este sentido, es como si estuviéramos preguntando a un amigo que tal le va con su compañía de teléfono, si estamos pensando en cambiarnos de línea.

¿Qué podemos hacer si somos víctimas de un fraude?

 En primer lugar, lo que tenemos que tener presente, es que, ante cualquier tipo de duda que pueda surgir, si tenemos indicios de que hemos podido ser víctimas de un fraude, revisar nuestra cuenta bancaria. Nos referimos a que, si por ejemplo crees que has entrado en una página phishing, no has recibido el dinero que has solicitado o cualquier otro tipo de situación anómala que te haga dudar de que todo ha salido bien, debes de comprobar la cuenta bancaria y revisar los últimos movimientos.

 Muchas personas que han sido víctimas de fraude no han sido conscientes de ello hasta mucho más adelante y, por lo tanto, se dificulta mucho más el proceso de recuperación del dinero. La mayor cantidad de estos engaños tienen como finalidad el hacerse con los datos de nuestra cuenta bancaria. Por desgracia, dichos datos tenemos que facilitarlos en todas las ocasiones que vayamos a solicitar un préstamo y es que, es una realidad que necesitamos indicar una cuenta para que nos ingresen el dinero. Aprovechándose de esta necesidad, son los timadores los que una vez que consiguen el número de cuenta llevan a cabo toda serie de actos delictivos con la misma, ya sea cargar operaciones, transferir dinero o cualquier otra cosa que te puedas imaginar, que reduzca de forma considerable el dinero que tienes en ella. Por este motivo, debes de revisar tu cuenta ante cualquier atisbo de duda y si te encuentras con algún movimiento raro, algún cargo que no has llevado a cabo o cualquier otro aspecto, presta atención a continuación.

Acude a atención al consumidor

 Con todos los datos que ya tenemos como prueba, el segundo paso sería acudir a la oficina de atención al consumidor que se encuentre en tu localidad. En esta oficina, te orientarán de todo lo que puedes hacer con respecto al timo en cuestión y te ayudarán con todas las tareas de tramitación del caso.

Evidentemente no todos los casos de estafa son iguales y es por ello, que la oficina de atención al consumidor te ayudará con tu caso en particular, por lo que te ofrecerá una información más precisa de como proceder.

Habla con tu banco

Los bancos cuentan con importantes mecanismos de seguridad que te permiten disponer de un cambio de tarjeta de crédito o de cuenta bancaria en cuestión de minutos. En algunos casos, es posible devolver los recibos si se ha llevado algún cargo a cuenta no autorizado y si no, la mejor solución siempre pasa por bloquear la tarjeta y que se emita una nueva. Con esto, se vetará el acceso a la misma al hacker que ha robado los datos y, por lo tanto, tendrás tu dinero de nuevo a salvo, siempre y cuando no vuelvas a comprometer tu identidad por internet en un nuevo fraude.

Denuncia el fraude a la policía

Por último, si has sido víctima de un fraude, debes de notificarlo a la policía. Tanto la policía como la Guardia Civil, cuentan con departamentos especiales para toda clase de fraudes cibernéticos. Gracias a tu denuncia y a todos los datos que has aportado para facilitar el proceso, como te hemos indicado al principio, es más que probable que se termine rastreando al sujeto en cuestión y por lo tanto recuperar el dinero.

Evidentemente todos los casos no son iguales y algunas veces la procedencia del sujeto es del extranjero, lo que puede complicar un poco más el trámite. En este sentido, la celeridad es un aspecto demasiado importante, por lo que deberíamos de comunicar el caso lo más rápido que podamos a la policía y, además, darnos prisa en cambiar nuestros datos.

Fuente original del contenido:

Milcreditosrapidos.com  
https://www.milcreditosrapidos.com/como-saber-si-un-prestamo-es-fiable/  

5
visitas hoy 10 · visitas total 891

Usuario: MILCREDITOSRAPIDOS.com

Empresa: MILCREDITOSRAPIDOS

Canal: Lonja de Inversión

Fecha publicación: 16/10/2019 07:54

Url: http://lonjadeinversion.emprenemjunts.es/?op=8&n=19962

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar